Los herrajes son piezas metálicas que permiten mover, accionar, trabar y decorar las puertas, cajones, ventanas y demás mobiliario.


Existen distintos tipos de herrajes, aquí te compartimos una de las principales clasificaciones:


  • Manijas: no deben tener bordes filosos o aristas agudas; al tomarla, los nudillos de la mano no deben rozar la puerta.
  • Bisagras: la clase y medida de una bisagra debe ir acorde al peso de la abertura y al tipo de marco.
  • Cerraduras: la caja debe estar protegida contra la oxidación; el resorte debe poder regresar la manija a su posición de reposo y mantener horizontal. Al girar la llave, el pasador tiene que moverse sin ruidos y sin resistirse a la llave.


Una de las funciones principales de los herrajes es facilitar el manejo de los elementos de cierre y apertura de puertas, ventajas y cajones. En ocasiones los herrajes se encuentran a la vista, es decir, son colocados en el exterior del mueble, por lo es recomendable fijarse en la estética para crear armonía.


Los herrajes también se dividen según su funcionamiento, con lo que tenemos:


  • Herrajes de movimiento: encontramos pomela, bisagra y pivote.
  • Herrajes de maniobra: pomo, manija, manijón, tirador, cerradura y picaporte.
  • Herrajes de cierre: aldaba o aldabilla, falleba y pasador.
  • Herrajes de seguridad: cerradura, persiana, cortina, partesol o brise soleil, postigo y reja.


Fuente: herrajesbralle.com.mx